Estadísticas de la deuda externa
Chapter

6. Principios complementarios de contabilidad de la deuda externa

Author(s):
International Monetary Fund
Published Date:
April 2004
Share
  • ShareShare
Show Summary Details

Introducción

6.1 Los datos que se compilan y presentan utilizando los conceptos descritos en los capítulos anteriores proveen una cobertura completa y una visión bien fundada del saldo bruto de la deuda externa para toda la economía y/o el sector público. Sin embargo, estos datos no proveen una visión cabal de puntos vulnerables en materia de solvencia y liquidez; por ejemplo, la composición monetaria y de tasas de interés de los pasivos de deuda externa, así como la composición de los pagos futuros, pueden constituir factores de vulnerabilidad. En este capítulo se presentan principios de contabilidad complementarios a fin de facilitar la compilación de series de datos adicionales de utilidad analítica para comprender el saldo bruto de la deuda externa. Estos principios, así como los descritos en los capítulos anteriores, se utilizan para la presentación de cuadros ilustrativos en el siguiente capítulo.

6.2 En este capítulo, los principios de contabilidad complementarios se presentan bajo los siguientes encabezamientos generales:

  • Sectores, vencimiento e instrumentos.
  • Características específicas de la deuda externa.
  • Principios para la compilación de datos sobre el servicio de la deuda y otros planes de pago.

Sectores, vencimiento e instrumentos

Sectores de acreedores

6.3 Muchas economías difunden información sobre el sector de acreedores no residentes que tienen deuda externa. Los sectores descritos en el capítulo 3—gobierno general, autoridades monetarias, bancos y otros sectores—y en el capítulo 5—sectores público y privado—son sectores de acreedores y de deudores. Otros sectores de acreedores generalmente descritos son los organismos (internacionales) multilaterales y los acreedores oficiales.

6.4 Los organismos multilaterales se establecen mediante acuerdos políticos con categoría de tratados internacionales suscritos entre los países miembros. Los organismos multilaterales reciben los privilegios e inmunidades correspondientes y no están sujetos a las leyes y regulaciones de las economías en que tienen su sede. En general, estos organismos proveen servicios no comerciales de carácter colectivo a sus miembros y/o servicios de intermediación financiera, o movilizan fondos entre prestamistas y prestatarios en diferentes economías. En su calidad de acreedores, los organismos multilaterales se denominan a veces acreedores oficiales multilaterales.

6.5 Los acreedores oficiales, incluidos los organismos multilaterales, son acreedores del sector público. La deuda externa frente a los acreedores oficiales puede incluir también la deuda que fue contraída originalmente frente a los acreedores privados, que no obstante fue garantizada por una entidad pública en la economía del acreedor (por ejemplo, un organismo de crédito a la exportación). Los acreedores oficiales bilaterales son acreedores oficiales en un determinado país. Este tipo de acreedor reviste especial importancia en el contexto de las consultas sostenidas en el marco del Club de París. El Club de París no es una unidad institucional por derecho propio, sino un mecanismo global al amparo del cual los acreedores y deudores se reúnen, deliberan y organizan programas de alivio de la deuda (véase el recuadro 8.2 en el capítulo 8).

Vencimiento residual

6.6 Si bien se recomienda que en la presentación del saldo bruto de la deuda externa se clasifiquen las deudas según su vencimiento sea a corto o largo plazo tomando como base el vencimiento original, la clasificación en base al vencimiento residual también reviste interés analítico. Los métodos de medición de los vencimientos residuales proveen un indicador para determinar cuándo vencerán los pagos y, por consiguiente, constituyen un indicador de posibles riesgos de liquidez para la economía. La información sobre los pagos que vencen en el corto plazo reviste especial importancia.

6.7 En la Guía se recomienda calcular los vencimientos residuales a corto plazo sumando el valor de la deuda externa a corto plazo pendiente (plazo de vencimiento original) al valor de la deuda externa a largo plazo pendiente (plazo de vencimiento original) con vencimiento de un año o menos. Desde un punto de vista conceptual, en la fecha de referencia, el valor de la deuda externa a largo plazo pendiente (plazo de vencimiento original) con vencimiento de un año o menos es el valor descontado de los pagos—de intereses y de principal1—que deben efectuarse durante el año entrante. El valor de la deuda a largo plazo pendiente (plazo de vencimiento original) pagadera en el curso de los próximos 12 meses se clasifica como deuda a largo plazo en la clasificación en base al vencimiento residual.

6.8 El contenido de la información que se proporciona es una de las razones para recomendar este método. La deuda a corto plazo con vencimiento original puede identificarse al presentar el saldo bruto de la deuda externa. Al calcular el valor de la deuda externa a largo plazo pendiente (plazo de vencimiento original) con vencimiento de un año o menos pueden surgir dificultades prácticas; en este caso, puede utilizarse como medida aproximativa el valor no descontado de los pagos de principal correspondientes a las obligaciones de la deuda externa a largo plazo (plazo de vencimiento original) con vencimiento de un año o menos. Este indicador aproximado, si bien no ofrece una cobertura completa de los pagos de intereses que vencen durante el año entrante, puede compilarse usando los principios para proyectar los pagos en un calendario de servicio de la deuda (véase la explicación más adelante)2.

Créditos relacionados con el comercio

6.9 En la Guía, los créditos comerciales que se presentan como parte del saldo bruto de la deuda externa se definen en el capítulo 3—el otorgamiento directo de crédito por parte de los proveedores para transacciones de bienes y servicios, y los pagos anticipados de los compradores por bienes y servicios y por obras en curso (o por iniciarse)—de conformidad con lo establecido en el SCN 1993 y el MBP5. Para facilitar la compilación de series de datos complementarias se introduce en este capítulo un concepto más amplio de los créditos relacionados con el comercio que incluye, además, otros créditos suministrados para financiar actividades comerciales, incluidos los otorgados a través de bancos. Esta definición incluye los créditos comerciales, las letras relacionadas con el comercio exterior (véase la explicación más adelante) y los créditos otorgados por terceros para financiar actividades comerciales, como los préstamos al comprador otorgados por instituciones financieras extranjeras o instituciones de crédito a la exportación. En el siguiente capítulo se incluye un cuadro para la presentación de datos sobre créditos relacionados con el comercio.

6.10 Las letras libradas contra el importador y provistas al exportador, que éste posteriormente descuenta con una institución financiera, dan origen a un problema de clasificación especialmente complejo. El importador podría considerar estos instrumentos como un otorgamiento directo de crédito por parte del exportador, pero una vez descontados pasan a constituir un activo de un tercero frente al importador. Cuando un instrumento provisto al exportador es negociable en los mercados organizados u otros mercados financieros debido a sus características (por ejemplo, un pagaré) debe clasificarse como título-valor al presentar el saldo bruto de la deuda externa y debe incluirse en la definición de créditos relacionados con el comercio.

6.11 Si la letra del importador es endosada (o “aceptada”) por un banco en la propia economía del importador a fin de que sea aceptable para el exportador, se denomina aceptación bancaria, se clasifica como título-valor en la presentación del saldo bruto de la deuda externa y se incluye en la definición de crédito relacionado con el comercio. Las aceptaciones bancarias deben clasificarse como un pasivo financiero del banco (o de la institución financiera que endosa la letra, si no es un banco) porque representan un derecho incondicional del tenedor y un derecho incondicional frente al banco. Sin embargo, en vista de las distintas prácticas nacionales y las diferentes características de estas aceptaciones, podría ser recomendable aplicar esta norma general con cierta flexibilidad.

Características específicas de la deuda externa

Composición de monedas

6.12 La moneda nacional es la moneda de curso legal en una economía y es emitida por la autoridad monetaria para su uso en esa economía o en la zona de moneda común a la cual esa economía pertenece3. En virtud de esta definición, una economía que utiliza como moneda de curso legal una moneda emitida por la autoridad monetaria de otra economía—por ejemplo, el dólar de EE.UU.—o de una zona de moneda común a la cual no pertenece, debe clasificar esa moneda como moneda extranjera aunque las transacciones internas se liquiden en esa moneda.

6.13 La clasificación de la deuda externa en base a la moneda está determinada principalmente por las características del pago o los pagos futuros. La deuda en moneda extranjera se define como la deuda pagadera en una moneda que no es la moneda nacional; una de las subcategorías de la deuda en moneda extranjera es la deuda pagadera en moneda extranjera que no obstante está vinculada a la moneda nacional (deuda vinculada a la moneda nacional). La deuda vinculada a una moneda extranjera es una deuda pagadera en moneda nacional que no obstante está vinculada a una moneda extranjera. La deuda en moneda nacional es deuda pagadera en moneda nacional y no está vinculada a una moneda extranjera. En el caso excepcional en que los pagos de intereses son pagaderos en una moneda extranjera pero los pagos del principal son pagaderos en moneda nacional, o vice-versa, solo el valor actual de los pagos que son pagaderos en moneda extranjera deben clasificarse como deuda en moneda extranjera (la situación es similar en el caso de la deuda vinculada a una moneda extranjera).

6.14 Cuando la deuda externa se clasifica según el tipo de moneda extranjera—dólar de EE.UU., euro, yen japonés, etc.—la moneda a la cual están vinculados los pagos es el factor determinante. Ciertos tipos de financiamiento en moneda extranjera están denominados en más de una moneda. Sin embargo, si los montos por pagar están vinculados a una moneda específica, el financiamiento debe atribuirse a esa moneda. En caso contrario, se recomienda a los compiladores desglosar este financiamiento en monedas múltiples en las monedas componentes. Si, por alguna razón, en el momento en que se compilan los datos para una determinada fecha de referencia no se conocen con precisión los montos atribuibles a cada una de las monedas en esa fecha, el financiamiento debe atribuirse a cada tipo de moneda utilizando la información fiable más reciente de que disponga el compilador—por ejemplo, la moneda atribuida en la fecha de referencia anterior y los pagos sobre los que se tenga conocimiento efectuados en monedas específicas en el período posterior—y el desglose debe revisarse cuando se cuente con información firme para la nueva fecha de referencia4.

Tasas de interés

Deuda externa a tasa variable y a tasa fija

6.15 Los instrumentos de deuda externa a tasa variable son aquellos en que los costos de intereses están vinculados a un índice de referencia, por ejemplo, la LIBOR (tasa interbancaria de oferta de Londres), al precio de un producto específico o al precio de un determinado instrumento financiero que habitualmente fluctúa a lo largo del tiempo, de manera continua, como reacción frente a las presiones del mercado. Todos los demás instrumentos de deuda deben clasificarse como instrumentos a tasa fija. Los intereses sobre la deuda externa vinculada a la calificación crediticia de otro prestatario deben clasificarse como intereses a tasa fija pues las calificaciones crediticias no varían de manera continua frente a las presiones del mercado, en tanto que los intereses sobre la deuda externa vinculada a un índice de precios de referencia deben clasificarse como intereses a tasa variable, siempre y cuando el precio o los precios que sirven de base para el índice de referencia estén determinados fundamentalmente por el mercado.

6.16 La clasificación de un instrumento puede cambiar a lo largo del tiempo si, por ejemplo, la tasa de interés fija se reemplaza por una tasa variable. Por ejemplo, la tasa de interés puede ser fija durante un cierto número de años y posteriormente transformarse en una tasa variable. El instrumento se clasifica como deuda a tasa fija cuando se paga una tasa fija y como deuda a tasa variable cuando la tasa fija se reemplaza por una tasa variable. Si la tasa de interés está vinculada a un índice de referencia, al precio de un producto básico o al precio de un instrumento financiero, pero se mantiene fija a menos que el índice o precio de referencia superen un determinado umbral, debe considerarse como tasa fija. No obstante, si a partir de entonces se transforma en una tasa variable, el instrumento debe ser reclasificado como instrumento a tasa variable. En cambio, si la tasa de interés es variable hasta que alcanza un nivel máximo o mínimo predeterminado, se transforma en deuda a tasa fija cuando alcanza dicho nivel máximo o mínimo.

6.17 Como se señala en el MBP5, cuando el valor del principal está indexado, el cambio de valor producido como resultado de la indexación—periódicamente y al vencimiento—se clasifica como interés. Por lo tanto, si solo el principal está indexado, la deuda deberá clasificarse como deuda a tasa variable independientemente de que la tasa de interés sea fija o variable, siempre y cuando el índice de referencia se ajuste al principio mencionado antes: por lo general, varía continuamente a lo largo del tiempo como resultado de las presiones del mercado.

Tasas de interés promedio

6.18 La tasa de interés media es el promedio ponderado de las tasas de interés sobre la deuda externa bruta pendiente de reembolso en la fecha de referencia. Las ponderaciones a utilizar son determinadas por el valor en la unidad de cuenta de cada operación de financiamiento como porcentaje del total. Por ejemplo, en el caso del sector gobierno general la ponderación dada a la tasa de interés para cada instrumento de deuda externa es igual al valor en la unidad de cuenta de esa deuda como porcentaje de la deuda externa total para el sector gobierno general. Del mismo modo, la ponderación dada al nivel promedio de las tasas de interés para el sector gobierno general cuando se calcula la tasa de interés media para toda la economía es igual al valor total en la unidad de cuenta de la deuda externa del gobierno general como porcentaje de la deuda externa total en el conjunto de la economía.

6.19 La tasa de interés pertinente de los instrumentos de deuda se ve afectada por el hecho de que el instrumento se vincule a una tasa de interés fija o variable. Si la tasa de interés se fija por contrato debe utilizarse esa tasa tomando en cuenta todos los descuentos y primas acordados al momento de la emisión. Si la tasa de interés ha sido variable en el pasado pero actualmente es fija, debe usarse la tasa fija actual. En el caso de los instrumentos a tasa variable, la tasa de interés sobre cada instrumento debe ser la tasa devengada en la fecha de referencia. En otras palabras, generalmente las tasas de interés variables se reajustan periódicamente y debe utilizarse la tasa de interés aplicable en la fecha de referencia. Si la tasa de interés se reajusta en la fecha de referencia, debe notificarse esa tasa y no la tasa de interés anterior. Si, por alguna razón, la tasa variable no es observable, el nivel de la tasa de interés debe calcularse usando el índice de referencia o el precio pertinente en la fecha de referencia o, si la tasa está vinculada a una variación del índice de referencia, la variación registrada en el período pertinente hasta la fecha de referencia, o el período pertinente más próximo para el que se disponga de datos, además de otros márgenes en vigor que el prestatario deba pagar.

6.20 Para calcular el promedio ponderado de las tasas de interés acordadas sobre los nuevos préstamos durante el período, se registrarán las tasas de interés establecidas al momento de otorgarse el préstamo. Si se trata de una tasa de interés fijada mediante contrato, deberá usarse dicha tasa. En el caso de los préstamos a tasa variable, la tasa de interés correspondiente a cada instrumento deberá ser la tasa devengada en la fecha en que se establece el derecho de crédito. Las ponderaciones que deben utilizarse en la compilación de datos sobre la tasa de interés media están determinadas por el valor en la unidad de cuenta de cada operación de préstamo, en la fecha en que se estableció el derecho de crédito, como porcentaje del monto total otorgado en préstamo durante el período.

Lugar de emisión de los títulos

6.21 Los títulos de deuda emitidos por un residente de la misma economía en que se emiten los títulos deben clasificarse como instrumentos emitidos internamente, independientemente de la moneda de emisión. Todas las demás emisiones deben clasificarse como emisiones en el extranjero. En caso de haber incertidumbre con respecto al lugar de emisión, deberán tomarse en cuenta las siguientes pautas, por orden decreciente de preferencia, para determinar si un residente de la economía ha emitido un título de deuda en el país o en el extranjero:

  • El título de deuda se cotiza en una bolsa reconocida en la economía nacional (emisión nacional) o en una economía extranjera (emisión en el extranjero).
  • El título de deuda tiene un código de identificación internacional de valores (ISIN) con el mismo código de país que el del domicilio legal del emisor y/o un código nacional de identificación de valores asignado por el organismo nacional de codificación (títulos nacionales), o el título de deuda tiene un código ISIN con un código de país distinto del correspondiente al país de residencia legal del emisor y/o un código de identificación de títulos extranjeros asignado por un organismo extranjero de codificación (títulos extranjeros).
  • El título es emitido en una moneda nacional (emisión nacional), tal como se señala en el párrafo 6.12, o en moneda extranjera (emisión en el extranjero).

Deuda en condiciones concesionarias

6.22 No existe una definición única de concesionalidad, y en la Guía no se ofrece ni recomienda definición alguna. Sin embargo, generalmente se utiliza la definición aportada por el Comité de Asistencia para el Desarrollo (CAD) de la OCDE5. Conforme a la definición del CAD, el financiamiento en condiciones concesionarias (es decir, el financiamiento otorgado en condiciones mucho más generosas que las condiciones del mercado) incluye: 1) los créditos oficiales con un elemento de donación original del 25% o más y una tasa de descuento del 10% (o sea, el excedente del valor facial de un préstamo otorgado por el sector oficial con respecto a la suma de los pagos futuros actualizados de servicio de la deuda que debe efectuar el deudor es 25% o más usando una tasa de descuento del 10%) y 2) el financiamiento otorgado por los principales bancos regionales de desarrollo (el Banco Africano de Desarrollo, el Banco Asiático de Desarrollo y el Banco Interamericano de Desarrollo), el FMI y el Banco Mundial, con una concesionalidad determinada en base a la propia clasificación del financiamiento en condiciones concesionarias usada en cada institución. Toda deuda externa no clasificada como deuda en condiciones concesionarias deberá clasificarse como deuda en condiciones no concesionarias.

El servicio de la deuda y otros calendarios de pago

6.23 Un calendario de pago suministra una proyección de los pagos futuros, en una fecha de referencia, basada en una serie de suposiciones que probablemente se modificarán con el correr del tiempo. El calendario de pago del servicio de la deuda contiene una proyección de los pagos sobre el saldo bruto de la deuda externa en la fecha de referencia que ayuda a evaluar el riesgo de liquidez pues permite al usuario de los datos y al deudor determinar si se están concentrando los vencimientos, independientemente del plazo de vencimiento original del instrumento de deuda. Si el deudor está prevenido con anticipación de que se acumularán los vencimientos, puede adoptar medidas para corregir la situación.

6.24 Puesto que la preparación de un calendario de pago debe hacerse en base a suposiciones, como orientación para los compiladores se ofrecen a continuación directrices sobre los supuestos que han de aplicarse. En la preparación de los calendarios de pago, en la Guía se recomienda al compilador actuar con la mayor diligencia posible al proyectar los pagos. De conformidad con las definiciones contenidas en el capítulo 2 (párrafo 2.5), en el calendario del servicio de la deuda los pagos de intereses son los pagos periódicos de los costos por concepto de intereses, en tanto que los pagos de principal son todos los otros pagos que reducen el saldo del principal.

Pagos proyectados de la deuda externa en moneda extranjera

6.25 Es posible que los pagos de la deuda externa deban efectuarse en una moneda diferente de la unidad de cuenta usada para presentar datos en el calendario de pago del servicio de la deuda. En este caso, los pagos proyectados deben convertirse a la unidad de cuenta usando el tipo de cambio de mercado (es decir, el punto medio entre los tipos de cambio comprador y vendedor al contado) vigente en la fecha de referencia (o sea, el último día anterior al comienzo del período de la proyección). En otras palabras, si se prepara un calendario de pago del servicio de la deuda externa con respecto al saldo de la deuda en una fecha de referencia que coincide con el fin del año civil, debe utilizarse el tipo de cambio vigente al final del año civil (el último día de ese año)6.

6.26 En el caso de las operaciones de préstamo en monedas múltiples, los pagos deben proyectarse tomando como referencia las monedas componentes del préstamo y los tipos de cambio de mercado (el punto medio entre los tipos de cambio comprador y vendedor al contado) vigentes en la fecha de referencia. En el caso de los préstamos del Banco Mundial basados en un fondo común de monedas, la proyección de los pagos futuros debe hacerse en el equivalente en dólares de EE.UU. tomando como base las unidades de dicho fondo común que se deben “pagar” en la fecha de vencimiento y el valor de cada unidad en la fecha de referencia, efectuando luego la conversión a la unidad de cuenta, si no es el dólar de EE.UU.7, al tipo de cambio de mercado (el punto medio entre los tipos de cambio comprador y vendedor al contado) vigente en la fecha de referencia.

Pagos recibidos o efectuados en moneda extranjera en el marco de un contrato de derivados financieros

6.27 En consonancia con el método para la conversión de moneda extranjera adoptado en la Guía, los montos en moneda extranjera a pagar y recibir en virtud de un contrato de instrumentos financieros derivados en vigor en la fecha de referencia deberán convertirse a la unidad de cuenta usando el tipo de cambio de mercado (el punto medio entre los tipos de cambio comprador y vendedor al contado) vigente en la fecha de referencia (el último día anterior al comienzo del período de la proyección).

Pagos proyectados de intereses de depósitos

6.28 Los intereses de depósitos pagaderos una vez al año o con mayor frecuencia se consideran pagos futuros por concepto de intereses. La proyección de los pagos por concepto de intereses de los depósitos deberá hacerse en base a los depósitos vigentes en la fecha de referencia, usando las tasas de interés vigentes en esa fecha, a menos que existan razones contractuales para suponer otra cosa.

6.29 En el caso de los intereses de depósitos que son retirables a su simple reclamación o que están sujetos a notificación de retiro, y que no están sujetos a una fecha de vencimiento, la proyección debe hacerse a futuro8, pero la proyección de los pagos de intereses de depósitos que tienen una fecha de vencimiento solo debe extenderse hasta dicha fecha. La proyección de los pagos de intereses de depósitos con respecto a los cuales se ha formulado una notificación de retiro debe hacerse en base al supuesto de que dichos depósitos serán retirados en la fecha de vencimiento, y no debe darse por supuesto que los fondos serán reinvertidos a menos que el depositario haya dado instrucciones explícitas a este respecto.

Pagos proyectados de la deuda externa indexada, incluidos los intereses a tasa variable

6.30 Los pagos de interés y principal de la deuda externa pueden estar vinculados a un índice de referencia que fluctúa a lo largo del tiempo, por ejemplo, un índice de tasa de interés de referencia variable, el precio de un producto básico u otro índice de precios. En este caso, la proyección de los pagos deberá efectuarse usando el nivel del índice de referencia correspondiente al último día anterior al comienzo del período de la proyección o, si el pago está vinculado a una variación del índice de referencia, el cambio registrado correspondiente al período pertinente hasta el último día anterior al comienzo del período de la proyección, o el período pertinente más próximo para el que se disponga de datos. Si el margen sobre el índice de referencia está sujeto a cambios, deberá utilizarse el margen correspondiente al último día anterior al comienzo del período abarcado en la proyección. En el caso de la deuda pagadera en productos básicos u otros bienes, los pagos futuros se valoran usando el precio de mercado del producto básico o mercadería en la fecha de referencia, en tanto que la división entre pagos de principal y pagos de interés se efectúa tomando como base la tasa de interés implícita en la fecha de referencia (véase también el capítulo 2, párrafo 2.37).

Pagos proyectados de préstamos que no han sido totalmente desembolsados

6.31 No deberán proyectarse pagos de los préstamos que aún no han sido desembolsados. Si los préstamos han sido desembolsados parcialmente, solo deben proyectarse pagos para los fondos efectivamente desembolsados. Si el calendario de pago previsto en el contrato de préstamo está basado en el supuesto de que todos los fondos serán desembolsados, pero en la fecha de referencia solo ha tenido lugar un desembolso parcial, de no haber otra información que especifique claramente el calendario de pago previsto para los fondos desembolsados, se recomienda prorratear el calendario de pago del contrato de préstamo por el porcentaje del préstamo que ha sido desembolsado; por ejemplo, si se ha desembolsado la mitad del préstamo, deberá declararse en el calendario del servicio de la deuda la mitad de cada uno de los pagos previstos en el plan de préstamo9.

Pagos proyectados de deudas relacionadas con servicios

6.32 Si en la fecha de referencia se encuentra pendiente un pago a un no residente por un servicio prestado, en la Guía dicho pago se clasifica como un pasivo de deuda externa. Por consiguiente, los pagos futuros por servicios—por ejemplo, derechos, cargos y comisiones por servicios ya prestados en la fecha de referencia—se clasifican como pagos de principal en la partida otros pasivos de deuda (a menos que se clasifiquen como pasivos de deuda frente a empresas afiliadas/inversionistas directos). Las proyecciones de comisiones que dependen de la circulación de montos de referencia, como los compromisos de fondos no utilizados, deben basarse en el monto de referencia en la fecha de referencia. Se reconoce que la práctica nacional podría consistir en clasificar los cargos por servicios relacionados con un préstamo junto con los intereses en el calendario del servicio de la deuda, si bien esta práctica no se recomienda.

Pagos proyectados de la deuda externa con cláusula de reembolso anticipado

6.33 Un pasivo de deuda externa podría incluir una cláusula que permite al acreedor solicitar el reembolso anticipado. Por ejemplo, el acreedor puede tener la opción de rescatar anticipadamente la deuda mediante una opción de venta (put). En principio, al estimar los pagos proyectados puede tomarse o no como referencia esta opción de venta. Por ejemplo, puede darse por supuesto, al comienzo, que un bono a 10 años con opción de venta después de 5 años tiene un plazo de reembolso de 10 años, y los pagos se registrarán hasta esa fecha. Pero también podría suponerse que para este bono el plazo de reembolso más corto posible es de 5 años, y limitar las proyecciones a esos 5 años. De acuerdo con la Guía, es preferible proyectar los pagos del servicio de la deuda tomando como base el vencimiento original (10 años en el ejemplo anterior), pero suministrando información complementaria sobre los pagos en base al plazo de reembolso más corto (5 años en el ejemplo). Se reconoce, sin embargo, que la práctica nacional podría consistir en estimar los pagos proyectados en relación con bonos con una opción de venta incorporada solo hasta la fecha de la opción (5 años en el ejemplo) suministrando información complementaria sobre los pagos proyectados en relación con el bono hasta la fecha de vencimiento original (10 años en el ejemplo)10.

Pagos proyectados de la deuda externa vinculada a créditos

6.34 Los pagos de interés y/o principal podrían estar vinculados a la calificación crediticia de otros prestatarios, por ejemplo, cuando en el caso de los instrumentos conocidos como “pagarés vinculados con créditos”. En tales casos, para proyectar los pagos deberá utilizarse la calificación crediticia asignada a los otros prestatarios el último día anterior al inicio del período de la proyección.

Pagos proyectados que tienen su origen en operaciones de reporto pasivo

6.35 De acuerdo con el criterio de registro adoptado para las operaciones de reporto pasivo—enfoque de préstamo con garantía—el proveedor de un título registra un pasivo por préstamos. En el calendario de pago del servicio de la deuda, el proveedor del título registra el monto total del préstamo que debe reembolsarse en el momento del vencimiento en carácter de principal. Si la operación de reporto pasivo tiene un vencimiento “abierto”11, el préstamo debe registrarse como préstamo a la vista, bajo la categoría de pago inmediato al presentar el calendario de pago del servicio de la deuda, a menos que exista información concluyente indicando lo contrario.

Pagos proyectados de operaciones de arrendamiento financiero

6.36 Los pagos proyectados de operaciones de arrendamiento financiero deben dividirse en pagos de intereses y pagos de principal. El monto de los pagos de intereses puede calcularse usando la tasa de interés implícita sobre el préstamo, en tanto que todos los demás pagos se registran como pagos de principal. Desde un punto de vista conceptual, al inicio la tasa de interés implícita sobre el préstamo es la tasa que equipara el valor del bien suministrado—el valor del préstamo—con el valor actual de los pagos futuros, incluido el valor residual del bien que deberá restituirse (o comprarse) al vencer el contrato de arrendamiento.

1

En el caso de las economías que no desean incluir los costos de intereses devengados pero aún no exigibles en el saldo bruto de la deuda externa para todos los instrumentos, el valor nominal de la deuda externa a largo plazo pendiente de pago en la fecha de referencia que tiene un plazo de vencimiento de un año o menos es la suma de los pagos de principal sobre esta deuda que deben efectuarse durante el año entrante, excepto cuando la deuda consiste en títulos emitidos con descuento, en cuyo caso el monto principal pagadero excederá del monto nominal pendiente de pago en la fecha de referencia.

2

Algunos países que tienen deuda consistente principalmente en instrumentos por los cuales el principal solo se paga al momento del vencimiento atribuyen el valor total de los instrumentos de deuda a largo plazo (plazo de vencimiento original) según su vencimiento residual teniendo en cuenta la fecha de vencimiento del instrumento. Sin embargo, desde el punto de vista del análisis del riesgo de liquidez este método es imperfecto pues los pagos que vencen en el corto plazo—como los intereses y los pagos parciales del principal—no se incluyen en la deuda con vencimiento residual a corto plazo si el instrumento de deuda tiene vencimiento después de los 12 meses.

3

En este contexto, una zona de moneda común comprende más de una economía y cuenta con un banco central regional con la autoridad legal para emitir la misma moneda dentro de la zona. Para pertenecer a la zona de moneda común, la economía debe ser miembro del banco central regional.

4

En lo que respecta a los préstamos del Banco Mundial basados en un fondo común de monedas, si bien la composición de dicho fondo cambia diariamente, la proporción de cada moneda se ha mantenido dentro de límites restringidos desde 1991. Cuando no se dispone de otra información, los deudores pueden optar por notificar que los préstamos basados en el fondo común están compuestos de la siguiente manera: 30% en dólares de EE.UU., 30% en euros, 30% en yenes japoneses y 10% en otras monedas (hasta que—o a menos que—el Banco Mundial modifique los límites para las proporciones de cada moneda).

5

El Comité de Asistencia para el Desarrollo, entidad perteneciente a la OCDE, fue creado en 1960. A mediados de 2001 contaba con 22 países miembros, además de la Comisión de la Unión Europea.

6

Desde un punto de vista teórico—y puesto que el calendario de pago del servicio de la deuda contiene proyecciones—los tipos de cambio a término podrían considerarse como la mejor estimación de los tipos de cambio para determinadas fechas futuras. No obstante, si bien este enfoque podría ser fácilmente aplicable en muchos casos con respecto a la deuda a más corto plazo denominada en las principales monedas, podría no haber suficientes tipos a término fácilmente observables para las operaciones de préstamo a más largo plazo y para las monedas “menos importantes”, lo cual podría dar lugar a la aplicación de enfoques incoherentes entre las distintas economías y los diferentes períodos de vencimiento. Además, siempre hay incertidumbre sobre la futura evolución de las tasas de interés y los tipos de cambio. En la Guía se sostiene que las proyecciones de los pagos futuros de la deuda externa, cuando están vinculadas a las fluctuaciones de la moneda y las tasas de interés, deben basarse en los tipos al contado de fin de período, en lugar de, por ejemplo, los tipos a término, pues son más transparentes, más fáciles de compilar y de más fácil comprensión para los usuarios que las proyecciones basadas en los tipos vigentes en los mercados a término, aunque se reconoce que el uso del tipo de cambio correspondiente a un solo día para convertir los pagos que deben efectuarse durante un período futuro puede inducir a error si en el tipo de cambio de ese día influyen factores temporales.

7

Los préstamos basados en un fondo común de monedas son préstamos comprometidos en el equivalente a dólares de EE.UU. que se convierten a unidades del fondo común de monedas, la unidad de base adeudada por el deudor, mediante un coeficiente de conversión—el valor de la unidad del fondo común—calculado en base a la relación existente entre el dólar de EE.UU. y las monedas que componen el fondo común. Cuando llega el momento de reembolsar las unidades del fondo común, éstas vuelven a convertirse en el monto equivalente en dólares usando el valor actual de las unidades del fondo común. En el apéndice I se describen con más detalle los préstamos basados en un fondo común de monedas.

8

En principio, el futuro puede ser indefinido, pero se recomienda que los compiladores usen el sentido común al proyectar los vencimientos medios de los depósitos que no tienen un plazo de vencimiento determinado.

9

De conformidad con ciertas prácticas nacionales, a fin de realizar una gestión prudente de la deuda, incluso si ésta solo ha sido parcialmente desembolsada, se estiman para cada período los montos totales previstos en el calendario de pago del préstamo hasta que se reembolse totalmente el saldo de la deuda externa pendiente en la fecha de referencia. Si en el marco de este método de “truncación” se desembolsa la mitad del monto en la fecha de referencia, el préstamo es “reembolsado” en la mitad del tiempo previsto en el calendario de pago, con lo cual se produce una “concentración” del reembolso al comienzo del período.

10

El deudor podría tener una opción de compra anticipada de la deuda externa (recompra), lo cual produciría también una reducción de la liquidez. Sin embargo, a diferencia de la opción de compra del acreedor, es improbable que se utilice, excepto en el momento adecuado para el deudor. Por consiguiente, al evaluar la vulnerabilidad, la información sobre la deuda externa con opciones de compra reviste mayor importancia.

11

El vencimiento es “abierto” cuando ambas partes convienen diariamente en renovar o rescindir el acuerdo. Este mecanismo permite evitar los costos de liquidación si ambas partes desean renovar la operación de reporto pasivo de manera continua.

    Other Resources Citing This Publication